Tratamiento eficaz para la hipertensión con AbeemedEffective treatment against hipertension with Abeemed

Sin pretender formular tediosas definiciones, digamos que la hipertensión arterial  es la elevación  de la presión sanguínea  en forma permanente.

Se trata de una enfermedad que se ha convertido,   en las últimas décadas,  en una patología  que ha llegado a cifras alarmantes, según la  OMS  (Organización Mundial de la Salud).

Ahora,  el  Abeemed  se ha convertido en una excelente  opción  para el tratamiento de esta dolencia,   “que gana  cada vez más adeptos en todo el mundo”.

Si bien es cierto que los medicamentos convencionales  son eficaces,  también es cierto que éstos  suelen presentar  algunas contraindicaciones  y,  lo  que es peor  aún,  efectos colaterales  algunas veces  complejos.

Algunas consideraciones sobre la  hipertensión arterial

Si no es tratada de manera oportuna, permanente y adecuada,  esta patología  puede llegar a ser la causa de infartos  (al miocardio  y cerebrales)  o  accidentes cerebrovasculares  que pueden  conducir,  incluso,  a  la muerte.

El chequeo médico periódico es fundamental para detectar esta enfermedad,  dado que tiene la peligrosa característica  de ser silenciosa,  por lo que  la podríamos estar padeciendo  sin  darnos  cuenta.

Tratamiento eficaz para la  hipertensión con  Abeemed
Con Abeemed nadie se verá sometido a los dolores que producen las picaduras con el veneno de abejas vivas que es 100 veces más potente que la hidrocortisona

Si  tomamos  Abeemed  con frecuencia,  no sólo evitaremos que surja  esta  enfermedad  (y que, por ende,  pueda permanecer  por un tiempo sin que lo  sepamos)  sino que  nuestro organismo funcionará  mejor  en todos los frentes.

Que no vaya a ser que  el diagnóstico de hipertensión arterial,  se  presente  cuando ya estemos hospitalizados por un infarto al que,  milagrosamente,  hayamos  podido sobrevivir.

Para evitar que esta patología pueda conducirnos  a  complicaciones mayores,  es fundamental  el ejercicio periódico,  llevar una dieta preferiblemente  prescrita  por un profesional en nutrición,  eliminar el tabaco,  etc.

El  licor  y  las grasas  son otros dos  “enemigos” de la hipertensión arterial.

El papel del  Abeemed   en el tratamiento de la  hipertensión arterial

Este  “flagelo”  es incurable en la actualidad.  No obstante,  es posible   minimizar sus efectos reales  y  potenciales.   El efecto real  más importante,  tal vez,  de esta enfermedad   se constituye  por los inconvenientes renales.

A  los potenciales,  que pueden llegar a ser los más catastróficos,  ya  nos habíamos referido.  Si bien   los medicamentos alopáticos  suelen presentar  buenos resultados,  el  Abeemed  ha surgido como una maravillosa opción para el  tratamiento de la enfermedad.

El  50%  de los hombres  y  el  40%  de las mujeres  (cifras globales)  padecen de esta enfermedad  que,  dicho sea de paso,  se presenta cada vez con mayor   frecuencia en niños, adolescentes  y  jóvenes  postadolescentes.

El consumo de este producto,   desde la niñez preferiblemente,   brindará la posibilidad  de evitar la aparición de esta enfermedad  que tiene,  entre sus causas  más comunes,  el factor genético,  el estrés permanente  o  el consumo frecuente de licor,  tabaco,  sal,  grasas  y  demás.

Este estupendo producto natural,  que es extraído del  veneno  de las  abejas vivas  (llamado  “apitoxina”),   brinda  elasticidad a las arterias,   al cabo que las desinflama.

Estos dos últimos aspectos,  son fundamentales para tratar (no curar)  la enfermedad  cuando  ya  ha aparecido.   Pero,  lo más importante aún desde el punto de vista de la medicina preventiva,  es que evita la aparición  de la enfermedad  misma.

Las apiterapias,  no muy conocidas aún  en  Occidente,  consisten  en la picadura voluntaria, predeterminada  y  controlada  del veneno  mencionado,  para diferentes fines  curativos  y/o  paliativos  de  la  artritis,  por ejemplo.

Con el  Abeemed,  en cambio,   nadie se verá ya  sometido  a  los dolores que producen las picaduras con el veneno de abejas vivas  (llamado apitoxina)  que,  valga el momento para mencionarlo,  es  100  veces  más potente que la hidrocortisona.

Su  presentación  en cápsulas  es inmejorable para el manejo  permanente  de la  hipertensión arterial que,  como  ya lo  habíamos manifestado,  puede llegar a ser potencialmente  mortal.

 

Leave a Comment