Recupere la energía con BioxtronRecover energy with Bioxtron

Algunos consideran la falta de energía como una enfermedad  conceptualmente individualizada  y separada de las  posibles patologías  que  suelen generarla.  Otros,  la  ubican como un  “estado de salud”   (que no, necesariamente,  es sinónimo de enfermedad)  derivado de patologías.

Independientemente de la discusión académica,  debemos destacar que la falta de energía  es un problema  que puede llegar  a  ser,  incluso,  incapacitante.  Y,  para  evitarlo,  nada mejor que un producto  natural  y efectivo: el  Bioxtron.

La falta de energía puede tener un sinnúmero de causas,  desde una simple gripe  inofensiva,  hasta  la  grave infección  con el  VIH.

Particularidades de la falta de energía

Abstrayéndonos de la controversia académica a la que hicimos referencia,  tenemos  que las enfermedades que más debilidad generan  son,  entre otras,  el  SIDA,  la anemia  y  demás.

El SIDA: se trata de una epidemia  (o  pandemia, si se quiere)   que afecta a millones de personas en todo el mundo  cuando,  de la etapa de la sola infección por el virus del VIH,  se pasa a la etapa sintomática,  que es el  SIDA  propiamente dicho.

Sus síntomas son  casi que innumerables.  Entre los más recurrentes  tenemos,  precisamente,  la falta de energía.

Si bien el  Bioxtron  no cura el  SIDA,  también es cierto que tiene la increíble capacidad de regenerar muchos de los tejidos afectados por esta patología,  mejorando  la calidad de vida del paciente  de  manera radical.

La  Anemia: uno de los síntomas  típicos de esta delicada enfermedad,  es la debilidad  o  falta de energía.  Es bien importante que la anemia sea tratada  adecuada  y  oportunamente,  dado que podría  conllevar  serias complicaciones.

La Depresión: es otro de los grandes males de nuestro tiempo.  Las causas pueden ser  internas  (cerebrales, hormonales  y  demás)  o  externas  como  la tristeza profunda por la pérdida de un ser querido,  por situar un ejemplo.

La tristeza permanente,  el  sueño  y  la falta de energía  son sólo algunos de los  muchos síntomas de esta delicada patología.

El  Trastorno Afectivo  Bipolar  suele ser otra de las causas más comunes de la falta de  energía  y  se trata de una patología  psicológica  (o psiquiátrica)  que se caracteriza  por marcados y recurrentes  altibajos  en  el  estado de ánimo.

En fin,  el listado sería demasiado extenso  como lo hemos anotado  ya.

Cómo opera el  Bioxtron  para combatir la falta de energía

Recordemos  aquella frase según la cual  “el futuro de la humanidad está en el océano”.  Pues resulta  que  este producto se obtiene de una alga  (llamada por algunos  “súper alga”), cuyos compuestos  tienen la increíble  capacidad de regenerar   tejidos dañados.

Este producto,  100%  natural,  induce a  la médula ósea  a  producir células madre adultas que son ostensiblemente diferentes  (en cuanto  a sus propiedades)   de las células madre  comunes.

La médula  lleva estas células al torrente sanguíneo el cual,  a  su vez,  las  conduce a los tejidos dañados del cuerpo que requieren  de ser regenerados.

Es así como,  por ejemplo,  si  la debilidad es causada por la depresión endógena (causas  fisiológicas cerebrales),  el  Bioxtron  hará  que  las células madre adultas  acudan al cerebro.

Una vez en el cerebro, las células madre adultas regenerarán   los tejidos que  no están secretando  las sustancias necesarias para estabilizar  el estado de ánimo.

Para ubicar otro ejemplo ilustrativo,  digamos que para el evento en que la debilidad  sea causada por el  SIDA  o,  mejor,  por una de las enfermedades  oportunistas,  dichas células irán  a los tejidos que se han estropeado  para generar  la enfermedad oportunista  misma.

El  Bioxtron  será  el mejor aliado contra la falta de energía.

Recupere la energía con  Bioxtron
La debilidad es causada por la depresión endógena (causas fisiológicas cerebrales), el Bioxtron hará que las células madre adultas acudan al cerebro.

 

Leave a Comment