Las comprobadas propiedades del Abeemed para el tratamiento de la osteoartritisProven Abeemed properties for osteoarthritis treatment

La osteoartritis es una patología que aparece,  normalmente,  en las personas de mediana edad.

Pero,  es preciso tener en cuenta que, así sea con solo algunos de los síntomas, se presenta  en casi todas las personas que han superado los 70  años.

Para aliviar,  mas no curar,   los dolorosos síntomas de esta afección,  existe el  Abeemed,  un producto  100 %  natural  y sin efectos secundarios.

Generalidades sobre la osteoartritis

Los síntomas más comunes de esta enfermedad, son el dolor  (muchas veces intenso)  y  la rigidez en las articulaciones.

El dolor se intensifica después de hacer ejercicio, cuando se ubica un peso sobre la articulación  o  si se ejerce presión sobre la misma.

Cuando el paciente escucha un sonido que denota fricción en el área articular   y, además, cuando  siente la característica rigidez,  lo más seguro  es que estén apareciendo los primeros síntomas de la osteoartritis.

Por tal motivo,  la mejor opción es recurrir al  Abeemed  para  aliviar el dolor,  de un lado,  y  para  retardar considerablemente el avance  de la enfermedad,  de otra parte.

Es bastante usual  la  denominada  “rigidez matutina”,  que se distingue por la dificultad de mover la articulación   y  el dolor.  Esta etapa dura unos  30  minutos.

Tiempo este,  al cabo del cual los síntomas se  amainan  luego de  realizar algunos  movimientos leves para  “calentar”  la articulación.

Ahora,  a medida que la enfermedad  va avanzando  con el transcurrir de los años,  el dolor  puede  aparecer, incluso,  en estado de reposo  o  hacer  despertar al paciente  en las noches.

De otro lado pero en el mismo sentido,  es preciso anotar que  esta patología puede  ser asintomática  y descubrirse  sólo  mediante radiografías   u  otros  análisis.

Desde el punto de vista anatómico, tenemos que la osteoartritis  aparece cuando el cartílago de la articulación se desgasta o  se estropea,  permitiendo  que los  huesos se rocen  entre sí.

A medida que avanza la enfermedad,  se pueden formar espolones óseos  o,  incluso,  hueso adicional  alrededor de la articulación.

Los ligamentos  y los músculos  que circundan  la articulación,  se pueden tornar rígidos   y,  de paso,  débiles.

Las propiedades  del Abeemed para el tratamiento  de la  osteoartritis
La mejor opción es recurrir al Abeemed para aliviar el dolor, de un lado, y para retardar considerablemente el avance de la osteoartritis.

Este  excelente producto,  de eficacia comprobada para aliviar el dolor y la rigidez propios  de la  osteoartritis,  se obtiene  de una toxina presente en  el aguijón  de las abejas  vivas.

Esta toxina se denomina   apitoxina,  la cual  ha sido utilizada,  desde hace siglos, para tratar enfermedades  caracterizadas por la inflamación  y el dolor  crónicos.

Pero,  como podremos imaginarnos,  la apiterapia tradicional  es de lo más dolorosa,  dado que  el aguijón se aplica directamente sobre la zona afectada.  Es algo así  como  aplicar más dolor  sobre el dolor.

Por fortuna, desde hace años ya  podemos encontrar en el mercado  el  Abeemed,  que es un producto  100 %  natural  que, por tanto,  no presenta problemas de interacciones con los medicamentos alopáticos.

Y,  lo más importante aún,  radica en el hecho de que no  presenta efectos secundarios.

Las potentes enzimas presentes en la apitoxina  (el veneno del aguijón de las abejas vivas)   son poderosas  como antiinflamatorias  y, lo que es bien importante,  alivian el dolor.

El  Abeemed  se puede encontrar en varias presentaciones, siendo las más usuales  las  cápsulas  orales  y  las cremas para aplicar sobre las articulaciones.

De esta manera, pues,  tenemos que se trata  de una terapia sin dolores de ninguna índole,  al cabo  que es un excelente  coadyuvante  para  aliviar los molestísimos  síntomas.

Aunque no es curativo  (de la misma manera en que la medicina convencional tampoco cura  la osteoartritis)  sí  es  óptimo para mejorar la calidad de vida de los pacientes  osteoartríticos.

 

Leave a Comment