El Abeemed: efectivo en el control de las molestias del nervio ciático, 100 % natural y sin efectos adversosAbeemed is effective when treating sciatic nerve pain

La molestísima ciática hace referencia al dolor, la debilidad, el entumecimiento y/o el hormigueo en la pierna, causados por una lesión o por presión sobre el nervio ciático.

Algunos especialistas no la consideran una enfermedad, por sí sola, sino el síntoma de otros problemas de salud subyacentes. Sin embargo e independientemente de estas apreciaciones conceptuales, es bastante molesta.

Por fortuna para las millones de personas que padecen de esta afección en todo el mundo, ya no es necesario someterse a los efectos secundarios de los fármacos alopáticos, gracias al Abeemed.

Conceptos fundamentales sobre la ciática

El nervio ciático tiene variadas funciones, entre las que se destacan el control de los músculos de la parte posterior de las rodillas y de la región inferior de la pierna.

Además, proporciona sensibilidad a la parte posterior de los muslos, a la planta de los pies y a una parte de la región inferior de cada pierna.

En lo que respecta a las causas, tenemos que las más frecuentes son la hernia de disco, el síndrome piriforme (que es un dolor que afecta al músculo de los glúteos) y la estenosis raquídea.

Otras causas posibles son la presencia de tumores y las lesiones o fracturas de la pelvis.

Las dolencias de la ciática son supremamente variadas. Pueden ir desde un hormigueo leve, pasando por un dolor sordo, hasta llegar a una fuerte sensación de ardor.

En lo que respecta al dolor, anotemos que puede llegar a ser tan agudo que imposibilitará hasta los movimientos normales cotidianos del paciente.

El Abeemed efectivo en el control de las molestias del nervio ciático
Con el Abeemed, ya no es necesario someterse al dolor de la apiterapia, dado que viene en dos presentaciones: cápsulas y cremas.

Para combatir semejante estado de cosas, los pacientes de hoy cuentan con un estupendo recurso: el Abeemed que, como lo anotábamos, es 100 % natural.

Retomando el tema de la ciática en sí, destaquemos que las molestias (especialmente el dolor) se presentan usualmente en un costado.

Decíamos que las dolencias de la ciática son de lo más variadas.

Es así como, por ejemplo, algunos pacientes sienten un dolor agudo en la cadera o una parte de una de las piernas, acompañados de un entumecimiento en otras partes del cuerpo.

Otros, a su vez, pueden sentir dolor o entumecimiento en la parte posterior de la pantorrilla  o  en la planta del pie. Por demás, es posible que la pierna afectada se sienta débil.

Es bastante normal que el dolor empiece lentamente, hasta irse convirtiendo gradualmente en un dolor bastante agudo en ciertas ocasiones.

El dolor suele ser más fuerte en las noches, al estornudar, al toser, al reir, al girar el cuerpo hacia atrás, después de caminar unas cuantas decenas de metros o luego de pararse o sentarse.

Los efectos del  Abeemed contra las molestias de la ciática

Hemos visto, pues, que el dolor es uno de los síntomas más molestos y recurrentes de los problemas del nervio ciático, dado que algunas veces puede ser agudo e incapacitante.

Este producto 100 % natural (que no es curativo), a su vez, se procesa a partir de la apitoxina que es el veneno presente en el aguijón de las abejas vivas.

Esta sustancia dispone de poderosas enzimas con enormes facultades antiinflamatorias y, además, para aliviar los dolores crónicos.

La apitoxina  se emplea, desde hace siglos, en la denominada “apiterapia”, que consiste en aplicar en microdosis el aguijón directamente sobre la zona afectada por inflamaciones y/o dolores.

Como es de suponer, se trata de una terapia bastante dolorosa, por lo que muchos se abstienen de someterse a ella puesto que el dolor de la picadura es intenso.

Con el Abeemed, ya no es necesario someterse al dolor de la apiterapia, dado que viene en dos presentaciones: cápsulas y cremas.

Esta “maravilla de la medicina natural” es bastante efectivo, también, para tratar otras afecciones como la hipertensión, la fibromialgia, la osteoartritis, la artrosis, la tendinitis  y otras más.

Leave a Comment