Combata eficazmente la obesidad con Hidroxol, no olvidar la dieta y el ejercicioFight obesity effectively with Hidroxol

El  sedentarismo propio de una sociedad cada vez más  tecnificada,  de un lado,  y  los  inadecuados hábitos   alimenticios,  de otra parte,  son los detonantes más frecuentes de esta  peligrosa  e  incómoda  dolencia.

Aspectos generales sobre la obesidad

En vez de  ingerir la cantidad de agua diaria  recomendada por la medicina desde hace décadas  (8  vasos  por día),   las personas  se vuelven  cada vez más adictas a  las bebidas gaseosas,  que contienen  grandes cantidades de calorías y  carbohidratos.

Ahora,  si no acudimos a  productos naturales  como  el  Hidroxol,   la lucha contra este flagelo será cada vez más complejo,  si  a  los aspectos descritos en el párrafo  inmediatamente anterior,  le aunamos   la baja  ingesta de frutas y verduras.

La hipertensión arterial,  la diabetes  o,  lo que es más complejo aún,   las dos  enfermedades simultáneas,  son sólo algunas de las patologías que   “se encuentran  a  la vuelta de la esquina”  cuando  ha  llegado  la obesidad.

Si  a  esta  “bomba de tiempo”  le sumamos otro factor más,  como lo  es  el aumento  en  los niveles del colesterol  malo  y  de los triglicéridos,   estamos ante la presencia de un paciente  en  “alto riesgo cardiovascular”,  que se puede evitar con el   Hidroxol.

El aspecto  psico-social  es  otro  ingrediente más  para tener muy  en cuenta.  Quienes padecen de obesidad,  suelen  sentirse avergonzados de su condición,  al cabo que se sienten  “señalados”  al ser observados  y  burlados  por  los demás.

En fin  y  a todas estas,  la obesidad  es un problema  de salud  pública  bastante  delicado.

 

Combatir la obesidad con  Hidroxol.  No descuidar  la dieta   ni  el ejercicio

No  debemos perder de vista que,  además de todas las causas de obesidad  ya  mencionadas,  existen algunos  factores genéticos  que no deben ser confundidos  con los  psico-familiares.

Estos últimos,  absolutamente evitables  pero,  desafortunadamente,   bastante frecuentes,  consisten en los hábitos alimenticios que los padres  (y  hasta los hermanos mayores)  les inculcan a los hijos.

Y,  cuando no se trata  de  esta inadecuada  “educación”  alimenticia,   casi siempre estamos  en frente de  la  “observación”  que el niño hace de sus mayores,   desde las edades más tempranas.

De otro lado pero en el mismo orden de ideas, tenemos que no existe una adecuada  “educación para el ejercicio”.   Todo se deja  “al garete”  de lo que  se le enseñe al menor en el colegio  o  escuela.

Además,  ante la falta de una  “adecuada educación para ser padres”,   existe la tendencia generalizada  a  facilitar a los hijos  todo tipo de implementos tecnológicos que los  “esclavizan” y les  desestimula  para  otras prácticas  sanas.

Ahora,  si cambiamos todos estos  hábitos nocivos  por  una alimentación  balanceada  (equilibrada),  por la práctica regular de un programa de ejercitación  y,   además,  acudimos al   Hidroxol,    la obesidad  desaparecerá en cuestión  de  meses   (o  semanas, incluso).

Desaparecerá con tal  rapidez  siempre y cuando,  eso sí,  no se trate de una obesidad  mórbida,  que  es un problema que requiere de un tratamiento bastante especializado  y  multidisciplinario.

Ahora,  tenemos que el exceso de acidez  en el organismo,  puede ser  la causa  (o,  como mínimo,  una de las  concausas)   de muchos problemas de salud.

Este aspecto fisiológico  no ha sido tenido  muy en cuenta,  tal vez,  por  la medicina convencional.   Y  resulta que  la obesidad puede tener  como causa  algún  desnivel  en  el   PH  de la sangre.

Pero,  si llevamos una dieta adecuada  (prescrita por un profesional en nutrición),  si  emprendemos un programa de ejercicios  igualmente diseñado por un  experto  y,  además,  recurrimos al  Hidroxol,   el  PH  de la sangre  llegará a los niveles adecuados.

Combata eficazmente la obesidad con Hidroxol, no olvidar la dieta  y  el ejercicio
Combata eficazmente la obesidad con Hidroxol, no olvidar la dieta y el ejercicio

De  esta manera,  la obesidad  se podrá convertir  en  “un asunto del pasado”.

Leave a Comment